Archive for * Reportaje de los 5 Sentidos en el ámbito de la Compu

REPORTAJE:

Navegando con los Cinco Sentidos

 

Si alguien te comenta que su computador “apesta” quizá no se está refiriendo a su mal funcionamiento, sino a que en realidad está emitiendo malos olores. Hoy en día esto es posible gracias a nuevas tecnologías -experimentales y comerciales- que están buscando simular la realidad, estimulando cada órgano sensorial.

Por Carolina Lillo

17 de agosto de 2005

La idea es que las personas puedan sentir olores a través de la web. Los usos son variados. Por ejemplo, al comprar un perfume poder probarlo antes de pagar, enviar un mail con fragantes rosas o realizar charlas en Power Point con diapositivas aromáticas, para generar una “atmósfera” relacionada con lo que se expone.

El dispositivo funciona con 20 esencias que se pueden combinar, permitiendo crear nuevos olores. La recarga cuesta US$48 dólares ($26.000 pesos chilenos, aproximadamente) y consiste en una especie de cartridge que almacena los perfumes.

Si bien las personas ya pueden experimentar con los olores utilizando Scent Dome en sus casas y disfrutar de una sesión de aromaterapia sentadas en el computador, el resto de las posibilidades dependen del éxito que tenga TriSenx en las empresas con sitios Web.

Por ejemplo, una de las posibilidades comerciales que los creadores le ven al oloroso aparato es que la página de un hotel que está a la orilla de la playa puede ofrecer el aroma del mar, para hacer más atractiva su oferta. Sin embargo, los usuarios del dispositivo no podrán olfatear las páginas web hasta que éstas incluyan un código de aromas en sus diseños.

Delicias en el PC

La idea de apelar al sentido del olfato no es nueva. En los años ’50 la industria cinematográfica patentó el Smell-O-Vision, donde un dispositivo instalado bajo los asientos emitía aromas. En 1960 la película “Scent of Mystery” de Mike Todd Junior utilizaba este novedoso sistema, que fue poco exitoso porque los olores eran más parecidos a un insecticida que a una fragancia natural.

De hecho, en un sitio web se afirma que la revista Time realizó una dura crítica a la película diciendo: “Los espectadores probablemente estarán de acuerdo en que el olor que más les gustó fue el del intermedio: aire fresco”.

Pero sentir olores a través del computador no es la idea más osada que se les haya ocurrido a los diseñadores de software y hardware. Por ejemplo, está el TasteScreen que es un prototipo pensado para apreciar sabores a través de la pantalla del PC.

La idea de Dan Maynes-Aminzade, su creador, es que funcione por medio de 20 cartuchos de esencias combinables, que se comunican con el computador a través de puertos USB. Cuando reciben una orden dejan escurrir líquidos con sabores por la pantalla del equipo, que según el autor no afectarían la visibilidad.

El único problema es que el usuario debe lamer la pantalla para saborear. Un ejercicio no muy elegante y poco sabroso al tratarse de computadores compartidos como en el caso de un cibercafé.

Quizá por esa misma razón Maynes-Aminzade inventó otro prototipo para estimular las papilas gustativas -aunque el anterior es su favorito- que consiste en un dispensador que expulsa gomitas con sabores, según el impulso que reciba el computador. Sin embargo la combinación es mucho más limitada.

Con mucho tacto

En materia de tacto ya existen varios productos en el mercado que permiten estimular este sentido. Conocidos son los joystick que vibran y hacen sentir los disparos en las manos, al igual que los manubrios para juegos de autos, donde el usuario experimenta las texturas de los distintos tipos de terreno, los saltos y el motor al acelerar.

Hace un tiempo en Estados Unidos se lanzó al mercado una tecnología usada en algunos mouse llamada TouchSense, que permite sentir los objetos que hay dentro de la pantalla. Por ejemplo, al arrastrar una ventana se experimenta resistencia. Este ratón puede simular superficies rígidas, elásticas, rugosas y líquidas, así como también resortes y vibraciones. El más conocido es el Nstromo N30 Game Mouse que tiene un valor de US$45,59 (unos $24.800 chilenos).

Pero el desarrollo del sentido del tacto no sólo se limita a la entretención. Así lo demuestra una investigación del laboratorio de realidad virtual de la Universidad de Buffalo para desarrollar un guante que permitirá ampliar la telemedicina (medicina a distancia).

El prototipo fue creado para realizar palpaciones a nivel de abdomen y compartir la sensación experimentada. De este modo un doctor en Chile podría consultar sobre un diagnóstico a un colega en Estados Unidos, quien al ponerse el guante palpará lo que el chileno está tocando. Los alcances comerciales de este invento permitirían, por ejemplo, a un comprador de ropa por Internet tantear la calidad y textura de la tela.

Veo, veo

La vista y el oído son los sentidos más estimulados en la industria de la computación. Al trabajar, navegar por Internet y jugar la vista es bombardeada por un sinnúmero de imágenes. Hoy en día lo más novedoso es el desarrollo de las iconografías tridimensionales, pero ya no se trata de representaciones planas que simulan -por medio de efectos de luz y sombra- tener tres dimensiones.

Tampoco estamos hablando de los típicos lentes 3D que le dan volumen a la imagen, sino de pantallas en cuyo interior se despliegan figuras similares a las de los hologramas. Se trata de Perspecta Spatial 3D, una pantalla con forma de bola de cristal que cuesta unos US$45.000 (aproximadamente $24.525.000 chilenos) cuya imagen se puede ver en 360 grados.

Finalmente, en cuanto al sentido de la audición la tendencia es a mejorar la calidad y aumentar las sensaciones acústicas percibidas en la realidad, también de manera tridimensional, con sonidos provenientes de diferentes puntos.

¿Y que pasa con el sexto sentido? ¿Será posible un computador capaz de prever el futuro, que experimente Deja Vú y que perciba a los muertos? Tranquilos: resolvamos primero nuestros sentidos más terrenales.

Leave a comment »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.